“In-quietud” es la confluencia de dos estados que han convivido en Juan José Robles en estos dos últimos años, como las dos caras de Jano. La inquietud, producida por la diversidad de experiencias de las que ha sido sujeto y objeto, actor y espectador; y la quietud, fruto y necesidad de esos momentos.

Esa “In-quietud” reflejada en esta remesa de melodías no puede entenderse más que como una cara mirando, a la vez, para cada uno de los lados. En esa confrontación y complementariedad, en la vivencia entre los ruidos y los silencios, se abren nuevas puertas con nuevos sonidos. Entenderlos es comprender que se puede ir hacia adelante mirando hacia cualquiera de los lados.

Una vez más, se expresa a través de sus instrumentos (mandolina, laúd, octavilla, bouzouki, guitarras y guitarros), donde extrae esas melodías tan personales, que sirven de altavoz de sus emociones a través de los cuales se conecta con un público sensible a estas sensaciones.

Once son los temas que hay en este trabajo, de los cuales, nueve son composiciones propias (uno de ellos con letra de Javier Andreo), y los otros dos, recreaciones de melodías tradicionales del sureste peninsular, como son la Malagueña de Aledo y un canto de Auroros de la Huerta de Murcia.

Producido, grabado y mezclado por Constantino López. Grabado en Primavera en el Atlas Estudios entre diciembre de 2018 y febrero de 2019.

 

Los músicos que han participado en el disco son:

    • Enrique González: tambor, tinaja, pandereta, shaker.
    • Óscar Esteban: pandereta, cajón, pandero cuadrado.
    • Pablo Orenes:
    • Constantino López: guitarra acústica.
    • José Antonio Herrera: guitarra acústica.
    • Tóbal Rentero: dulzaina.
    • Mari Carmen Cayuela: voz.
    • Andrés Santos:
    • Carmen María Martínez Salazar:
    • Maribel Rodríguez: platillos.

 

Colaboraciones especiales:

    • Carles Dénia: voz, en “Malagueña de Aledo”.
    • Fetén Fetén; Diego Galaz: violín, serrucho, cucharas, banjo, y Jorge Arribas: acordeón en “Polka ibérica”.
    • Efrén López: zanfona, en “Geosmina”.

 

Foto de portada: Ascensión Guillermo.

Fotografías: Joaquín Zamora.

Diseño gráfico: Nacho Muñoz.

Masterizado por Pablo G. Schuller en SchullerSound.